domingo, 3 de mayo de 2009

El libro y el cuerpo


El libro es lo que deja fuera al cuerpo. Porque aparece la obra ya nada queda por sentir, ya nada queda por tocar. Todo lo desaloja la palabra que expulsa las cosas a lo infinito, las obtura porque media entre nosotros y ellas.
¿Cómo recuperar el cuerpo, nuestro cuerpo, sino es por la desaparición de la obra, su pérdida infinita en los recovecos de la palabra? El poema debe ser destruido para que recuperemos la vida que nos hace perder.
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario